Ya llevamos unos días de 2017 y aún no hemos hablado de los imprescindibles de este año. Y viene fuerte. Por lo pronto, la lencería será una de las grandes apuestas de la temporada. Lejos ha quedado el concepto de lencería como algo íntimo e interior. La moda y las nuevas tendencias la sitúan en primera fila. Lo más chic será llevarla a la vista, con la camisa abierta, debajo de un top transparente o un top encima de una camisa.

 

Un gran protagonista de esta temporada será el body. Ya lleva bastante tiempo arrasando en todas las colecciones y es que parece que ha venido para quedarse. Y aunque muchos de ellos hayan sido pensados para ser utilizados como ropa interior, lo cierto es que se llevan perfectamente como ropa de calle. Es una prenda súper sexy que no puede faltar en tu armario.

 

¡Bralette! Quédate con este nombre porqué va a sonar, y con fuerza, este 2017. Se trata de una prenda que es mitad top, mitad sujetador y tiene la capacidad de adaptarse a cualquier estilismo y dar ese toque sexy y cosmopolita a todos los looks. Su función es sujetar el pecho. Pero, claramente, esta prenda no ha nacido para esconderse debajo de una blusa.

 

Lo puso de moda la modelo Kendall Jenner en el pasado festival de Coachella. Y hay modelos para todos los gustos: sporty, de encaje, con un toque retro, estilo corsé, minimalistas, con volantes, etc. Y en cuanto a materiales, sin duda, el encaje y el terciopelo serán la apuesta segura. El terciopelo será el tejido estrella este 2017. Ya está triunfando este invierno y lo seguirá haciendo durante el resto del año.

 

¿Cómo combinarlos? Hay varias formas de hacerlo: con unos vaqueros de cintura alta, con pantalones palazzo, con unos shorts, con una falda midi y amplia, con una falda de tubo o incluso con una minifalda. Las más atrevidas lo lucen sin llevar nada debajo o lo combinan con una camisa o camiseta. De cualquier modo, será el must have este año y oiremos hablar (aún más de él) el resto de temporada.