A todos nos apetece picar algo o tomarnos algo fresquito después de estar horas en la playa, ya sea en el agua o en la arena.  Por lo general, es costumbre ir al chiringuito más cercano y comprar unos refrescos y unas patatas fritas, si no lo hemos llevado de casa.

¿Por qué no cambiamos esta costumbre este verano y hacemos algo más sano? Preparar fruta y llevarla a la playa es una de las opciones más sanas que podemos escoger.  Además muchas de las frutas que hidratan nuestro cuerpo y nos aportan vitaminas son fáciles de encontrar en esta época del año.

Los meses de temporada de sandía y melón son junio, julio, agosto y parte de septiembre. Ambas frutas son una muy buena opción refrescante, ya que tienen un 90% de agua y vitaminas y minerales necesarios para desintoxicar nuestro cuerpo y limpiarlo de impurezas.

La vitamina A nos ayuda a proteger, conservar la piel y cuidar la vista, la vitamina B regula nuestro sistema nervioso, la vitamina C ayuda a la cicatrización de heridas, regeneración de quemaduras y huesos rotos y la vitamina E contiene antioxidantes, ayuda a prevenir el cáncer y a padecer enfermedades cardiovasculares. Y por otro lado, ambas frutas son una fuente de betacarotenos que nos ayudan a ponernos morenos, apunte que seguro interesa a más de uno.

Si hablamos del coco, podemos destacar que es un buen antioxidante, remineralizante, que ayuda a mejorar las funciones del corazón y la presión sanguínea. Es energético e hidratante, por su alto aporte de agua y bajo en grasas y azúcares, por lo que tampoco aporta calorías. Además de ser un antiparasitario con múltiples beneficios como el aporte de nutrientes esenciales, calcio, magnesio, fósforo, hierro, sodio, yodo, zinc, flúor y otros.

Y para terminar, nuestro súper post healty para la playa: La piña, destaca por su gran cantidad de vitamina C, B1, B6, ácido fólico y minerales como el sodio, potasio, calcio, magnesio y hierro, además de una gran cantidad de fibra que sumada a la baja cantidad de calorías, resulta ser la fruta ideal para hacer dietas. Pero los beneficios no son solo estos sino que tiene propiedades antiinflamatorias, facilita el tránsito intestinal, ayuda a regular los niveles de glucosa y fortalece la salud del sistema nervioso y del cerebro.