Ya se acercan esos meses en los que el sol es el gran protagonista. Y con él llegan los colores y las flores para devolvernos a todos la alegría.

Como cada temporada, hay unas pautas a seguir para marcar tendencia. Algunas de ellas ya las conocíamos, incluso las tenemos en el armario, pero otras van a generar debate.

En primer lugar, el color clave de estos meses de primavera y verano será el lavanda. Un color para algunos muy poco favorecedor pero para otros increíble para crear looks de ensueño. ¿Cómo os posicionáis vosotros?

La falda midi en cualquier formato será un must para la temporada. Ya sea vaquera, en forma de lápiz, vaporosa, de tablas, etc. Sea como sea, si no tienes una en tu armario, debes hacerte con una ya.

Otra tendencia que ya estamos viendo en tiendas y estilismos de fashion weeks son los flecos. Un detalle que puede marcar la diferencia de cualquier pantalón, falda, vestido, camisa o jersey. ¡Pruébalo!

El clásico que nunca falla cada año es la gabardina. Y más este año que se prevé como la estrella de la corona, por lo que a moda se refiere. Eso sí, si no tienes o quieres renovarla, cómpratela en un color beige o crudo, un tono que nunca falla y además que combina con todo.

Las prendas y tonos que no pararemos de ver por todas partes serán los Safari. Veremos chaquetas caqui, monos beige y mucho más. Un estilo con el que no pasarás inadvertido.

Algo que tampoco vamos a parar de ver serán los trajes chaqueta pantalón en tonos pastel, combinados con una blusa o camiseta básica para darle todo el protagonismo que se merece al traje.

Sobre accesorios, podemos hablar de distintas tendencias. Vamos a ver mucho la típica bolsa de shopping convertida en un bolso increíble. Y si hablamos de zapatos, podemos destacar los kitten heels, muy singulares por su pequeño y fino tacón y por su acabado en punta. Aunque no parecen muy cómodos, son justo todo lo contrario. Al no tener un gran tacón y que van bien sujetos al pie son el calzado perfecto para ir arreglada en tu día a día sin tener ese terrible dolor de pies.  


Foto: Revista Vanity Fair